El Sueño De Mi Llegada

Fluye el agua serena y tranquila, mientras el sol despierta por detrás de la colina mas alta, resplandecen sus rayos sobre la corriente cristalina como acuarela celestial, los sauces bailan al ritmo del río aquella antigua canción creada por los vientos del este que vuelan a través del cielo y sobre el mar.
Cantan las Mermaids a la orilla de los rocíos sobre las raíces de los arboles al llorar, historias trágicas de amor que traen el recuerdo a el sabio tronco una vez más. Verde el suelo que entre el pasto acaricia mis dedos al caminar, los senderos marcados por pequeñas piedritas radiantes puestas por las hadas, adornados por dulces lavandas y tiernos tulipanes.
Olivos y jazmines adornados por diminutas flores perfumadas juegan con un pequeño colibrí ,mientras Maya alimenta al ciervo descansado al borde del roble mayor. El sol se alza ya en lo alto de nosotros alumbrando a cada rincón del bosque, al danzón de su magia sin dejar algún escondite a las sombras de la oscuridad.
Todo es claro, tranquilo y hay paz, el cantar de los pájaros al compás de los vientos acompañan a Rhiannon en su bailar, magnifico esplendor que hace contemplar, como el folklor de los héroes con sus eternas historias que las aguas del riachuelo transportan hasta mi andar. Observando al radiante Lug que mira impresionado a la audaz Freyja colgando entre las ramas y danzando entre las rocas, le acompaña su fiel felino de mirada y protector, fiel consejero y redentor, y su ave-luna ave-sol, que entre el cielo cruzará, marcando las fronteras en las que mi barco zarpara, recibiendo la bienvenida y no la tempestad.
 Dulce sueño el que recibo tan solo con pensar en el día en que gloriosa regrese hasta mi añorado hogar.
  
Publicar un comentario