Un Terrible Tragame Tierra

Hola Hola mis lectores, no se imaginan lo que me paso ayer. Salí con mi padre al cinema a ver Una Familia Numerosa. Ya estaba algo mal a causa de lo bronceada que quede de la playa y del que me tuve que cortar el cabello, dos manos de largo... se imaginara lo doloroso que es tener el cabello a la cadera y tener que cortártelo mas arriba de la cintura. No cunda el pánico, el cabello me crece rápido por buena suerte así que en un abrir y cerrar de ojos se que estará como si nada fuese pasado. Sucede que mi padre tardo un poco mas de lo acordado en llegar a buscarme. nos quedamos en la casa de mi abuela así que allí no tenia ninguna ropa linda y lo peor, no tenia mis zapatos. Tuve que ponerme unos jeans que tenia de diario y una camisa sencilla. La verdad no se veía tan mal. con unos zarcillos lindos, los accesorios adecuados y bien peinada ni se notaba.  Cuando estuvo el detallo de los zapatos. no había nada allí adaptable, pero conseguí unas botas que estaban bastante bonitas la verdad, por lo que decidí ponérmelas. Ojala no fuese tomado esta decisión, pero bueno, de las experiencias es que se hace la vida. Estaba empezando a creer que no llegaría o peor que si lo haría, pero no llegaríamos a la hora de la película. Me encontraba viendo una que otra programación pasando de canal en canal cuando de pronto, en Universal Channel se encontraban dando Pride and Prejudice (orgullo y prejuicio) justo en mi versión favorita, la de Keira Knightley. Estaba emocionada por la idea de que vería una de mis películas favoritas y acabe por olvidar en absoluto la salida paternal. Cuando de pronto el perturbante sonido del timbre rompió mi concentración. Era mi padre que acababa de llegar. Pues claro, dolorosamente apague la televisión, tome mi cartera (siempre conmigo), me mire al espejo (estaba orgullosa de lo que había logrado me veía divina con esa simplicidad gracias a una buena selección de accesorios... una cartera de cuero floreado argentino, una gargantilla de amatista, mis anillos y sortijas, un buen labial, y una cadena color mora mediana. Feliz, antes muerta que sencilla...) Salí salude y todo lo demás. Luego de haber cerrado nos dirigimos al cinema que escogimos, llamado "Cines Unidos" mi padre lucia igual que siempre. Llegamos y por suerte conseguimos buenos puestos y a unos minutos de la función. Compro para el unas palomitas de maíz con gaseosa y yo un nestea (te helado saborizado) de durazno y unos nuggets con salsa BBQ. (delicioso... Ñomi) De pronto cuando caminaba hacia retirar mis nuggets sentí algo incomodo en mi pie. ¡Y que vergüenza! La suela de una de las botas se encontraba suelta y a cada paso que daba era ¡como si mi pie sacase la lengua! :p pisada :p pisada... Era vergonzoso. Me la saque tratando de disimular sentada en una mesa pero note que varios miraban. Hice como si nada fuese pasado y nos dirigimos a la sala. Le comente a mi padre y ambos nos reímos de eso y dijimos que al salir de la película íbamos a ir a comprar unos zapatos. Mientas caminaba parecía coja pues una pierna quedaba mas corta (por suerte eran botas bajas o se fuese notado mucho la diferencia). nos sentamos en la sala y olvidamos el tema. Hablamos de cualquier bla bla bla pero mi opinión no fue muy escuchada pero le hice caso omiso y me dedique a disfrutar de mis nuggets. Cuando empezó la película me termine tomando todo el nestea y cuando ya íbamos faltando 30 minutos para terminar me dio una urgencia (ameritaba hacer la pis. Jamas me había pasado esto a mitad de una película) Salí al baño y entre la bajada de la escalera algo rápida me di cuenta de dos cosas. Uno, escuche a un chico preguntar si yo era la chica que le paso lo del zapato y dos, ¡La otra suela se me estaba aflojando! (que vergüenza lo del chico, era absolutamente precioso) Me dirigí al tocador para mis necesidades y volví lo mas pronto posible. Para cuando me senté ya me haba perdido la parte en la que David ganaba el juicio contra sus hijos, que infortunio. Me percate de lo de mi otro zapato y me dedique a sacarla. Todo parecía perfecto, inclusive me sentía mucho mas cómoda y relajada. termino la película, todo normal, salimos de la sala, todo parecía arreglado cuando... Llego lo peor. Las tiendas ya estaban cerradas, a mi padre se le perdió el ticket del estacionamiento y como si no fuese suficiente, Mis zapatos estaban DESARMADOS y mis dedos casi que se salían. Lo peor, es que las botas traen dentro un forro blanco (las botas son negras) y parecía ¡como que se me salían los dedos con medias! Me olvide del detalle del que mis medias eran azules ( me recordé al sacarme las botas en el apartamento de mi mama, mucho mas tarde) me sentía de lo mas humillada. Y no había donde conseguir unos zapatos, mi plan de escape a esta situación de ir a la tienda de al lado del cine y comprarme las botas vaqueras o algunas de esas o unos lindos tacos o sandalias, (lo que sea mejor que bota de moribundo) y dejar estas rotas, era oficialmente fallido. Bajamos hasta la taquilla pensando únicamente en ojala me volviese invisible repentinamente y que me fuese de una de allí. Al llegar a la taquilla lo único que dijeron fue (activen tono sarcástico) "aquí no es, vayan a la taquilla de afuera del no se que tontería y pague la multa de 80bsf" (desactiven tono sarcástico) Y pues,a seguir moneando los zapatos rotos caminando hasta el carro (como la vida le encanta ser cruel en momentos como estos pues al salir de allí hasta el auto o esta ni mas ni menos que el chico lindo que dijo lo que dijo en la sala junto a sus amigos (también bellisimos) situación como para morirse. Se me quedaron mirando hasta que subí al auto y de hecho uno sonrió. Creo que no miraron mis pies, pero como todas ya les conocemos esa táctica de la mirada escondida no me lo creo. Bueno, bueno, pero igual ante todo como siempre les digo, lucha contra la adversidad y siempre adelante como diva que el éxito es de uno) Frente en alto y sin mirar a nadie seguí directo hasta el auto como corredor tras su meta. Pues fuimos tras el auto y todo, me quede en el auto y el fue a pagar. Tardo un siglo por supuesto (no tiene excusa de filas porque al parecer a nadie mas se le perdió el ticket) El estacionamiento estaba vacío y ya era de noche, parecía de esas películas de terror en las que secuestran a la chica linda, era escalofriante (¡inclusive una luz titilaba!) Intente contactar a mi madre para decirle que estaba yendo, que ya estábamos por salir y demás y los whatsapp no se mandaban, los mensajes tampoco, las llamadas caían al contestador. Por un segundo me olvide por completo de las botas. Estaba inmersa en tratar de mandarle el whatsapp a mi madre cuando de pronto llego mi padre asustándome de golpe por la ventana. "Que lindo"._.
Prendió el auto y en eso se le rompió el freno de mano. Como si no fuese sido suficiente, nos dirigimos a la puerta de salida del estacionamiento y del lado donde nos pusimos la maquinita que lee los tickets estaba dañada así que tuvimos que ir al otro lado. Salimos del carro y en el camino tuvimos una conversación muy irónica y "constructiva" sobre el cerebro... En la vía a mi madre se le mandaron los mensajes pero los suyos me llegaron esta mañana. "Mensajería super eficiente" "Comunicación al alcance de tu mano 24 horas" Claro... al alcance de mi mano porque mas lejos la señal se tarda mas que un siglo en llegar y hace "tanto esfuerzo" que se cae. Llegamos todo bien, el portero salio a inspeccionar si eramos criminales (que alivio que no vio mis pies, capaz que allí si lo piensa dos veces jaja) Me iba a bajar en la entrada cuando de pronto... ¡COMO SI NO FUESE SIDO SUFICIENTE!
Pues allí estaba *****, uno de los chicos mas lindos del lugar, nada menos que caminando y rondando como quien sabe que. Así que me hice la invisible. Me dejaron en la puerta, me despedí super mega re contra ultra flash y mas rápido que un rayo me dirigí a la puerta, que "afortunadamente"... Estaba... ¡ABIERTA! (Viva estarán diciendo ustedes)  Y, claro, me lleve tremendo susto cuando de pronto un chico (muy lindo del cual no se el nombre, aunque lo he visto y le he pillado mirándome, mas o menos mi edad, algo rubo y ahora se que tiene linda voz) me llego diciendo "Bu" y sin darme cuenta se cerro la puerta (x_x ... :$) Me llego y me dijo "Hola" sonriendo como si nada y abrió la puerta. en eso yo le respondí con un mega tímido "hola" y una sonrisa a la cual el respondió con otra sonrisa y otro "hola" un poco mas tímido (¿que super conversación no? a que nadie la supera... Es que fue tan profunda) Yo inconscientemente solté una riza y le respondí su hola pues caro, con otro hola. Abrió la puerta y se hizo el " y que y tal" caballero haciendo seña de que pase (me volvió el miedo de los zapatos, me quería morir deseaba desaparecer, ojala no los haya visto, no bajo la vista solo miraba el rostro...Creo...) Me quede frente a la cartelera como si tuviese algo que ver (estaba vacía, solo había un papel, o mejor dicho hay. abajo esta el que y hice del que les conté y les pedí si querían hicieran también) El señalo tímidamente el cartel de abajo (¡QUE YO HICE!) para que leyera (siempre sonriendo) y dijo tímidamente Bye hizo un gesto de adiós con las manos y subió lento y silencioso las escaleras. Me quede como que un poquito petrificada y no me moví por un segundo, andaba algo confu confu (confundida) Cuando de pronto vi que ***** se acercaba del patio a la otra puerta, así que subí casi que volando. Toque el timbre cuando el corazón se me vino a la garganta el otro chico estaba bajando otra vez (no quería que supiese en que apartamento vivo) y ***** le esperaba abajo (supongo son amigos, escuchando casualmente por la ventana les escuche conversar y decir que el lindo que me saludo acababa de llegar de un viaje, es uno o dos años mayor que yo y se ve que es bastante listo porque le enseña a los otros... ESCUCHE CASUALMENTE AVISO, NO FUE INTENCIONAL, si quería... pero, NO FUE INTENCIONAL, en mi defensa por primera vez se pusieron bajo mi ventana) Me abrieron justo antes de que me viese porque el ya estaba bajando el primer lado de la escalera... No tuve tiempo de contar ayer, pero hoy les pongo al día.
En fin, Colorin Colorado mi día de ayer ha acabado y ¡que experiencia que he pasado!
As

*Una semana para San Valentin... Un concejo es que tomen en cuenta de que muchas veces los detalles mas pequeños pero que vienen del corazón son siempre los mejores e igual de grandes e inclusive mas valiosos.
Publicar un comentario