50 años Y 50 Novias: Desfile Pronovias

50 años y 50 novias: Así fue el desfile de Pronovias 2015
La propuesta de Pronovias para el año que viene se encargó de cerrar la semana de moda nupcial de la Barcelona Bridal Week

Casi una hora y media tardaron los invitados al desfile de Pronovias en tomar asiento y presenciar el desfile más largo y también el más esperado de la Barcelona Bridal Week. El 50 cumpleaños de la firma se celebraba a última hora del viernes en el Pabellón Italiano de Montjuïc, a los pies de la escalinata que conduce al Museo de Arte Contemporáneo de Catalunya: un gigantesco espacio a modo de nave, que acogía una pasarela de cinco metros de ancho, presidida por una reconstrucción del nuevo flagship store sevillano de la firma, un edificio histórico datado de 1912, obra de José Espiau.

'La Fábrica de los sueños' es el nombre con el que la firma fundada por Alberto Palatchi ha bautizado a su colección 2015, que condensaba un pequeño recorrido por las principales líneas de costura desarrolladas por Pronovias en estas cinco décadas. Encabezado por la top Karolina Kurkova, y las modelos Constance Jablonski y Sigrid Agren, el desfile desplegaba cincuenta nuevos vestidos de novia, uno por cada año de trabajo del atelier, perfectamente puestos en escena en función de sus tejidos y patrones.

Las tendencias: el uso del color, absoluta novedad en las creaciones de Pronovias. Rosa, melocotón y beige abrían el desfile, sirviendo en bandeja de plata la que sería una de las grandes sorpresas de la noche, y que se redondeaba hacia el final del pase con espectaculares modelos off-white bordados con flores de strass en verde, rosa o azul.

Destacan también los cuerpos-joya bordados a mano, las perlas -que cobraban protagonismo una vez más en esta edición de Gaudí Novias-, las plumas y las lentejuelas, además de escotes envolventes, las faldas con volumen y los corsés.

Los tejidos: el mikado es la textura estrella en los vestidos con más cuerpo, junto con las gasas, los crepés y los tules.

El front-row: multitud de caras conocidas, aunque probablemente la más esperada fuese la de la modelo Camila Alves, que llegaba apenas cinco minutos antes del inicio del desfile, además de la top Bar Refaeli, la actriz Lily Costner o las españolas Ana Boyer, Genoveva Casanova, Malena Costa y Olivia de Borbón.

El beauty look: corría a cargo del estilista Moncho Moreno, con recogidos tirantes de raya lateral, y diademas y tocados de flores, replicando los bordados de los vestidos.


La top checa Karolina Kurkova, habitual de los desfiles de la firma, se encargaba de abrir y cerrar el pase de Pronovias el pasado viernes, a última hora de la tarde. El vestido encargado de ejercer de maestro de ceremonias: un modelo sirena de tul con bajo de volantes muy marcados y cuerpo bordado de encaje, plumetti y pedrería. El tejido, en color beis en lugar de blanco, es toda una novedad dentro del universo Pronovias. © Estrop


Más modelos de color, en tonos achampanados. Las modelos marcaron el paso sobre una espléndida pasarela de efecto mármol, con una réplica de 'La ciudad de Londres' de fondo; un edificio de arquitectura mudejar datado de principios del siglo XX, y que será el nuevo flagship store sevillano de Pronovias a partir de octubre. El aire andalusí se colaba también entre las costuras de algunos de los vestidos del tramo inicial del desfile, que recuperan los flecos y los volantes de cara a 2015. © Estrop


Satén de seda, tules, mikados... con detalles de perlas, grandes protagonistas entre los bordados de esta edición de la Barcelona Bridal Week. © Estrop


Los tejidos ultraligeros propician el efecto 'tatuaje' de bordados y encajes. Entre las nuevas propuestas no faltan tampoco los brocados con destellos gold sobre marfil, ni los guiños a las nuevas tendencias de temporada, como el crop-top, que hace tímidas apariciones casi más como un complemento superpuesto que como una prenda independiente de la falda. © Estrop


Al contrario que en la edición del año pasado, donde las flores naturales tuvieron un protagonismo especial, la puesta en escena de la colección 2015 de Pronovias resultaba un tanto parca en tocados y bouquets, con apenas un par de apariciones de novias con ramo a la antigua usanza. Las flores estrella: las rosas de pitiminí y las orquídeas blancas. ©Barcelona Bridal Week © Estrop


Las faldas con volumen siguen estando presentes entre las propuestas para 2015 de Pronovias, que celebra este año su 50 aniversario con una colección integrada por cincuenta vestidos diseñados para hacer soñar a las novias del año que viene. Los mikados protagonizan la facción con más 'peso' de la colección, con costuras muy marcadas, variedad de escotes (en apenas un par de minutos la firma se sumergía en su propio fashion statement a base de cuellos cuadrados, barco, palabra de honor y hombros caídos), aberturas y bolsillos. © Estrop


Las transparencias marcan un antes y un después en esta colección, volviéndose más invisibles que nunca gracias a tejidos ultraligeros con bordados en blanco, muy marcados, que dibujan detalles de flores en la espalda, el escote o los hombros. Los colores vuelven a la carga en forma de flores de strass bordadas, en rosa, azul o verde. © Estrop


Detalle de uno de los cuerpos de línea princesa con escote corazón, y bordados de strass en azul. ©Barcelona Bridal Week


Una de las novias más chic del año pasado, Mafalda Muñoz, pasaba por el altar con un Lorenzo Caprile de camisa y falda de volantes. Un look que parece inspirar parte de la nueva colección de Pronovias, que este año deja en el armario el tradicional vestido camisero imaginado por Manuel Mota, para decantarse por el juego de falda y camisa, con amplias creaciones de plumas de muchísimo vuelo, que se ciñen mediante cinturones de hebilla XL o pedrería, e impecables blusas con paneles de transparencias, ruffles o bolsillos delanteros. ©Barcelona Bridal Week © Estrop


Publicar un comentario