La Secreta Carta de Amor de un "Admirador Secreto"


Pero que hermosa e inocente expresión es aquella que te exponen al declararte su amor en misterio y silencios. Para mi el haber despertado hoy y ver para mi sorpresa esa hermosa carta de un admirador secreto fue tan preciado como mi mas intimo secreto jamas revelado. A pesar de haber sido virtual su envío, por el mail del blog, era una preciosa carta hecha a mano escaneada con una letra divina y adornada minuciosamente, como no veía hace tiempo, apenas en libros de aquellos en los que soñadoras como yo imaginamos. No la publico dado su petición de guardarla como nuestro secreto. Admito, por mas preciada que es tu promesa, actualmente mi corazón tiene dueño, mas me inquieta la virtud gloriosa que promueves, de un amor tan sincero.

Estoy segura, cualquiera como yo, se fuese conmovido e inclusive se fuese enamorado de tan perfectas palabras. La fluidez de sus versos, el mensaje que pintaba, la impecable caligrafía y el gesto noble de su castidad, a la espera de la indicada. Simplemente hermoso y único, mas aun en estos días. Desconozco del como luces, mas dices te conozco, no se de donde, no se de donde, pero es mejor así, con misterio, manteniendo la simpleza.

De tus palabras, lo que mas me ha conmovido fue la cita "seré tu fiel confidente, a pesar de que se que quizás jamas me ames, mas mi amor es solo tuyo y sin importar que tormenta llegue, no tendré mas dueña ni lucero que usted, mi señorita", simplemente bello. Los comentarios sobre el aceptarme como soy, con el de entregarme tu confianza, el estare siempre para mi, la prueba del tanto que me conoces y la muestra del tiempo que me has dedicado, el saber que me has protegido manteniendo la cautela para yo jamas darme cuenta, tu presencia sin haber sido vista, las ctas de John Keats y otros poetas y escritores que tanto he admirado, me ha llegado al alma y me ha hecho sentir como en un cuento de hadas.

Hace tiempo ya que creía los caballeros y los chicos de ensueño se encontraban escasos, mas me han sorprendido cuando menos lo esperaba y mas lo necesitaba. Trajiste con tus palabras, lo que dices era tu deseo, alegría a mi vida y corazón. Puedo decirte sin mentir, me has alegrado y conmovido, y me recordaste lo que son las lagrimas de felicidad.  Tu exquisito encanto a mis ojos prohibido, es como el canto de las hadas en una noche de luna. dulce pero intenso, hermoso pero inalcanzable. 
Publicar un comentario