Sacerdote, Indigenas de Amazonas y miles de personas en VENEZUELA caminan al 1ro de Septiembre 2016

Siempre he sido una persona apolítica. Nunca he encontrado un "bando" o una razón que sea absoluta o un partido que pueda representar una nación, que sea desinteresada y para un bien común. Este artículo no es un reportaje por mera publicidad, ni mucho menos, una preferencia política. Mi mente, alma, cuerpo y corazón, siempre ha sido conmovido por el verdadero coraje humano. Hoy en día, esta virtud es realmente escasa. Las personas se han vuelto cómodas, conformistas, manipulables y sin carácter u opinión. No hablemos de la inocencia, de la pureza y la sinceridad. Pero, mas allá de todo esto, lo que cada ves se vuelve mas un mito y un cuento de hadas es la verdadera unidad en los seres humanos. Cada ves es menos la posibilidad de poder ver una acción de hermandad, donde se consoliden la solidaridad, perseverancia y el corazón sincero.
Quizá mas tarde que otros, el día de hoy vine a enterarme de un acto de valor desinteresado, de unión e igualdad. Aunque bien es cierto, no es el primero ni el último que se presenta en esta nación. No cabe a dudas, es un acto memorable. Les pido a todos, colaboremos. No importa que nación seas, ni tu raza ni tu etnia, mucho menos tu religión. Todos somos iguales, como seres humanos. Y todos estamos del mismo lado. Somos partidarios de la humanidad y la libertad. La nación en la cual se da este toque de coraje, es en una nación llamada Venezuela. Rica en cultura y hermosos paisajes, cada día su color se va desvaneciendo y tornando gris, como los corazones de su gente. Una nación lúcida y espectacular se encuentra olvidada y sumida en el caos, el cual no vine hoy a profundizar.
Mi atención, esta ves se centra en un pequeño conjunto de individuos de esta nación, que en este mismo instante y en esa misma nación, están cambiando su historia y arriesgándolo todo, por su nación.
El primero de Septiembre, hay una gran marcha en la Capital, pero esta no se limita solo a esta área de la nación, sino a todos los confines de la misma. Con toque de queda incluido y un anhelo en los corazones de los Venezolanos, esperamos logren derrumbar sus miedos y luchar. Las injusticias que han perturbado sus entrañas son muchas, y cada día la sociedad decrece. El hambre y el crimen, sumergen a la sociedad en una mayor desesperación y cautela.
Por ello, y muchas otras razones, estas personas se armaron de orgullo Venezolano, coraje de escudo y perseverancia como vigor.
Estos valientes guerreros no son nada menos que nativos de Amazonas de diferentes grupos y tribus, siendo 2000 personas desde Puerto Ayacucho avanzan a toda marcha a la toma de la libertad. Y no son los únicos que arriesgan todo por su meta. Por otro lado, el Sacerdote Lenin Ramón Bastidas Villegas, lleva ya 4 días en una imparable caminata hacia la victoria desde el Estado Anzoategui luego de entregar su parroquía con el fin de alcanzar la paz de Venezuela o morir. Dejando de lado su glicemia y problemas físicos, incluyendo la falta de ejercicio sigue en su constante e imparable andar con el fin de detener la crisis humanitaria Venezolana. Entre sus palabras esta la invitación a convocar una vigilia de ayuno y oración permanente frente al CNE (Consejo Nacional Electoral). Y su perseverancia es constante, a pesar de sus desmayos y de su nueva lesión en la pierna vista cuando llego a Santa María de Ipire.
 Por otro lado, también se  encuentra la Diputada de María Gabriela Hernandez, quien al igual que el Sacerdote Peregrino, caminarán mas de 500 km hasta Caracas, sin parar.
Unámonos, no como nación sino como planeta. Somos hermanos y no debemos ni podemos permitir que siga ésta desigualdad y falta de humanidad.
Resultado de imagen para primero de septiembre caracas
Imagen
Imagen
Imagen

 El padre sigue su recorrido por carretera rumbo al estado Guárico (Foto: Francisco Marquina)

marcha-indigenas-amazonas22
Resultado de imagen para indigenas caminata primero septiembre caracas
Resultado de imagen para indigenas y sacerdote caminata primero septiembre caracas

Publicar un comentario