Finiquito

Adiós te aclamo, mi amado, como el finiquito de todo lo que fue y ahora ha acabado. Mas detrás de este adiós, se esconden no solo los mil significados del mismo estoy bien y del nada, sino también del adiós mismo, que bien sabemos lo que es.
Para mi llegaste a ser el todo, como nadie mas lo fue y, me deja en duda si fuiste entonces, mi gran amor.
Se entonces, que antes de verdad no ame este tipo de amor, que solo se siente por aquel que es el El de la vida, en la vida de una mujer, mas tampoco se si es el El o aun existe algo aun mas intento en el desvan del corazón. Mas también podra llegar a ser, que ese otro El, seas tu mismo, mas en un tiempo que aun no ha podido ser y, es por esto, que le dare un tiempo al tiempo, hasta que llegue el momento ideal, sin apuro y sin arrear, donde sabre entonces, que me amaste de verdad, lo suficiente como para volver a pesar de que te deje ir y te alejaste, a pesar de que el tiempo siguio en su andar, mas hasta mi vuelves a caminar. Y si ha de ser asi entonces, brindare en gloria y plenitud, pues sera como debe ser.
Por esto, digo a Cronos padre tiempo, sabio y maestro, padre y redentor, que me aclare la mente y me de la paciencia a esperar, que la neblina se disperse y todo este donde deba estar. Esperare las mil lunas si es necesario y, una a una las contare, mas cuando llegue el debido momento se, te volvere a ver.

Publicar un comentario