Al Hoy Por Hoy

Y luego de tiempo ya sin escribirles vuelvo, mis queridos misty lectores. Pues el día de hoy, me encuentro en uno de los peores desánimos de mi existencia y, no pregunten motivos, no es facil de comprender. Y mejor que nadie he aprendido sobre los pasos de la soledad. No siempre son oscuros, no siempre son vacíos y no siempre son alejados del mundo. Muchas veces podemos estar en un sitio hermoso, rodeado de gente e inclusive esta gente sentir cierto aprecio o agrado por uno mismo y encontrarnos solos e inclusive en soledad. La verdad, no se muy bien el motivo, mas mi luz inspiradora, mi llama, se ha apagado, alejado o agotado, puesto que no consigo consolidar un solo escrito. Comienzo, si. La inspiración llega, mas no me empuja algunas veces, no como antes.
Pienso quizás, es por algunos factores varios a observar. La agonía encerrada y no poder permitirnos llorar. El deseo de decir lo que sentimos, pensamos y lo callamos, guardamos, escondemos, hasta carcomer el interior. El querer gritar y no poder, manteniendo el nudo en la garganta que nos ahorca. El escuchar las cosas que no quieres oír, mas no porque sean verdades, no, por eso no, sino porque te hieren con sus mentiras y hostigamientos, sintiéndote jamas aceptada por como eres. Buscando cualquier medio, cualquier escape posible, deseando ser invisibles pero también rogando ser vistos.

Publicar un comentario