Batería de... Azucar

La densidad de energía de la glucosa está a la par de la del etanol
Un equipo de investigadores de Virginia Tech creó una batería de alta densidad que utiliza azúcar en vez de platino como catalizador para su funcionamiento. La investigación, dirigida por Y. H. Percival Zhang, podría llegar a tener aplicaciones comerciales y producirse en masa a un bajo costo, además de ser amigable con el ambiente.
La densidad de energía de la glucosa está a la par de la del etanol, pero el proceso para generar electricidad con azúcar es mucho menos laborioso que aquel con alcohol etílico. Cabe remarcar que ambos recursos son mucho más efectivos que las baterías de ion de litio, que son las que usamos en la actualidad.
Aunque los detalles del experimento son escasos, la batería a base de azúcar genera agua y aire como los principales subproductos de la reacción. Esto presenta un gran potencial, pues este compuesto es un recurso abundante, degradable y accesible, pero existe un gran riesgo de que su precio se dispare si logra comercializarse como una fuente de energía. Por otra parte, si no llega a utilizarse en todos los mercados, las pilas de glucosa podrían presentarse como una alternativa para las comunidades agrícolas.

Publicar un comentario